No olvides visitar al dentista, como mínimo, una vez al año. Pide siempre consejo a tu farmacéutico/a.